EN PRIMERA PERSONA: JAVIER FUNCIA

2020-05-12

En nuestro ciclo de entrevistas por #InstagramLive conocimos un poco más a Javier Funcia, Campeón Argentino 2014 de Turismo 4000 Argentino a bordo de su Ford Falcon. El piloto mercedino, en la tranquilidad de su casa, más en momentos de cuarentena, nos permitió recorrer parte de su campaña deportiva y su actualidad en la categoría.

“En mi familia no hay antecedentes de pilotos en el automovilismo, pero si yo iba a las carreras como espectador, quizás soñando correr algún día con quienes yo veía correr y lo pude lograr. Creo que llegué muy lejos siendo que en mi familia nadie había practicado este deporte. Competí en TC Regional, TC Roqueperense, TC Bonaerense y TC Mouras además del Turismo 4000 Argentino. Realmente logré mucho en mi campaña deportiva, y todavía algunos años más por delante tendré”, aseguró el experimentado piloto mercedino al respecto.

“En el Turismo 4000 Argentino arranqué en la Clase Light corriendo con un Chevrolet y luego le compramos un Ford Falcon a Luis Zuffo. Ese auto luego se lo vendí a Roberto Florio, que lo dejó irreconocible. Hizo un auto nuevo sobre ese auto y nos invitó a su presentación. No podía reconocer mi auto en ese que hizo Roberto en aquel momento”, recordó el protagonista, quien se reencontró con el Turismo 4000 Argentino tras un paso breve por el TC Mouras. “Llegué al TC Mouras, hice dos años pero mi presupuesto siempre fue una limitación, tanto que no disfrutaba del automovilismo porque pensaba más en si podía correr la próxima carrera. Así fue que en el 2013 volví al Turismo 4000 Argentino y al año siguiente logramos el campeonato”, revivió.

Desde el campeonato, y a tiempo completo, se dedicó al Turismo 4000 Argentino. “Tenemos otro auto además del que use el año pasado, lo están modificando, y lo probarán Germán Dimaro y Francisco Ponton. Uno de ellos lo correrá seguro; forman parte de la nueva generación del automovilismo mercedino y hay que darle paso porque son muy buenos pilotos que quizás tienen el mismo problema presupuestario que tengo yo, aunque sin dudas podrán progresar en el automovilismo porque son jóvenes y buenos pilotos”.

En ese punto de la charla, fue inevitable hablar de Miguel Angel Etchegaray, quien llevó a la Ciudad de Mercedes a lo más alto del automovilismo nacional. “Sus consejos fueron muy valiosos para mí; tenemos muy buena relación. Al taller del Toto Etchegaray no entraba cualquier persona, era un taller de trabajo a tiempo completo, pensando en el auto de carreras y en ganar la próxima carrera. Sus declaraciones en su momento hacia mi persona me llenaron de orgullo, es el ídolo de la ciudad, un luchador también del automovilismo, peleando el presupuesto varias veces. A mí me pasó varias veces, llegar al viernes de la carrera y no tener el presupuesto para correr, pero con la ayuda de muchos amigos, incluso de la categoría, pudimos estar presentes”, reconoció.

Posiblemente, en “la gran cantidad de amigos que hice en muchos años de automovilismo”, encuentra esa calidez y acompañamiento en momentos adversos. “En todas las categorías tengo recuerdos, incluso en el TC Roqueperense, que corrí solo un año. Me inicié en el TC Regional y luego fui al TC Bonaerense, los chasis te dan mucha experiencia para manejar este tipo de autos. Fue una escuela hermosa para mí, guardo mis mejores recuerdos”, agregó quien durante una hora recorrió su vida deportiva y su actualidad. “Este año corro con un Ford Falcon de Gastón Garmendia, un muy buen auto, era necesario cambiar el auto para tener nuevamente chances deportivas. El comienzo fue muy bueno a pesar del abandono en la última carrera, pero estamos en un buen camino. Esperemos seguir por este camino después de la cuarentena”.