EL PILOTO DE LA MISION

2018-05-29

Una costumbre que se mantuvo inalterable durante muchos años eran las peñas en el automovilismo argentino. En muchas ocasiones, una reunión concurrida con un buen asado de por medio podía definir la presencia de un piloto en las competencias, ayudados por amigos o amigos de los amigos que se acercaban a compartir un buen momento, acompañar al piloto del pueblo y escuchar un poco el ruido del auto de carreras, el que después generaba la alegría o la tristeza según el resultado final.

Quizás postergada en los últimos tiempos esta práctica, recientemente la misma ha resurgido aggiornada a las nuevas eras digitales, con las redes sociales como excluyente protagonista. Protagonista de esta historia es el dorreguense Ramiro Dailoff, quien gracias a la ocurrencia de Miguel Lopresti y la aprobación del administrador Alejandro Horacio Klein, convirtió al joven piloto en volante de la Misión “El TC que yo viví”, un grupo de facebook que cuenta con más de 45.000 seguidores del Turismo Carretera entre los años 1970 y 2000. En ese grupo se comparten vivencias, anécdotas e historias del TC comprendidos en esos años, en muchas ocasiones, con pilotos y mecánicos que han sido partícipes de dicha época.

"La idea surgió de la mano de Miguel Lopresti, que integra el grupo de facebook El TC que yo vivi. Pidió permiso a los administradores y la idea tuvo aceptacion desde un primer momento; mucha gente que estuvo de acuerdo a pesar de la marca y eso estuvo bueno. Se propuso la idea de correr en el Turismo 4000 Argentino, que es la categoria mas parecida al Turismo Carretera de antes", indicó Ramiro Dailoff, quien ha disputado dos carreras de Turismo 4000 Argentino hasta el momento, con destacados parciales. "Arrancamos con muy buenos tiempos parciales, pero la suerte no nos acompaño. Estuvimos muy cerca de subir al podio en Toay, pero lamentablemente un problema en la transmision nos complico. Por estas horas estamos trabajando fuerte en el presupuesto, porque queremos estar presentes el fin de semana en La Plata", agrego.

La llegada de Ramiro Dailoff al Turismo 4000 Argentino tuvo en “El TC que yo viví” a una columna muy importante en la que se apoyó la campaña del protagonista, quien orgullosamente representa a la comunidad que sigue cada una de las competencias que disputa el piloto residente en Coronel Dorrego. La "Misión El TC que yo Viví" ha generado aportes que han sido fundamentales para la participación del citado piloto en el Turismo 4000 Argentino, en donde tras dos competencias se ubica 18º en la tabla, sumando 20 puntos. Interesantes parciales ha obtenido en sus dos pruebas, pero la falta de suerte ha complicado el merecido resultado final.

El creciente interés de los seguidores de la "Misión El TC que yo Viví" también ha beneficiado al Turismo 4000 Argentino, dado que han aumentado los seguidores de la categoría gracias a esta particular idea de un grupo de entusiastas de automovilismo que decidieron acompañar a Ramiro Dailoff de esta manera, generando los recursos económicos necesarios a través de una cuenta bancaria especialmente creada para esta ocasión.

Como en las viejas épocas, aunque con perfume a los tiempos que hoy corren, la iniciativa de un grupo de entusiastas que recuerdan el Turismo Carretera de antaño hoy permite la participacion de Ramiro Dailoff en el Turismo 4000 Argentino. Cada fin de semana, los integrantes del TC que yo vivi aceleran con el joven piloto detrás de una pasion. Como la que genera desde hace 80 años el Turismo Carretera.